andrealagos


PASEO AHUMADA VACÍO
October 17, 2013, 3:02 am
Filed under: Uncategorized

ImagenCuando tenía 15 años yo era una gimnasta. Y un día vine a Santiago para saber cómo era esta ciudad. También vine para conseguir una medalla por un esquema que ensayé un año completo. Gané, ganamos. Era fácil ganar en esa época. Al día siguiente del campeonato me levanté muy temprano y salí de la casa de otra gimnasta que me había invitado a dormir. Salí vestida con el buzo de la selección. Afuera tomé una micro que decía Alameda. Yo nunca había estado en Santiago, pero sabía qué significaba la Alameda. Llegué al Paseo Ahumada y lo crucé entero, desde las escaleras del Metro de la U. de Chile hasta un poco antes de la Plaza de Armas. Era domingo. No había un alma. Entré a una Fuente de Soda del Portal Fernández Concha. Pedí un té. No era algo que a los 15 años hacía: pedir té en las fuentes de soda, pero tenía frío y quería tomar té. Estaba ahí tomando té cuando una señora me preguntó qué hacía tan temprano en ese lugar. Le conté lo de la medalla. Le dije que quería conocer Santiago y que quizás en el futuro viviría en esta ciudad. Ella me dijo: quédese en el sur. No, le dije yo. Me miró y la miré. Como me vio tan dueña del futuro me dijo, me advirtió: lo bueno de esta ciudad es que si uno se aburre, toma un tren y se devuelve.

Advertisements